November 4th, 2015 – opengov

20 propuestas tecnológicas para el futuro gobierno de España

Ahora que los partidos están haciendo sus programas electorales, comparto 20 propuestas tecnológicas para mejorar España. Es hora de un gobierno que aproveche al máximo la tecnología para mejorar la eficacia de sus organismos.

Administración

1. Tener un departamento de Servicios Digitales propio

Ahora mismo no hay nadie en los gobiernos estatal y autonómicos que coordine todas las innovaciones tecnológicas, ya sean webs para los ciudadanos, webs/programas internos para funcionarios, bases de datos unificadas para cruzar datos fácilmente o procesos de trabajo digitales de minutos en vez procesos de días y con papeles. Todo se externaliza con contratos públicos gigantescos realizados por consultoras. Los resultados suelen ser muy malos, tanto por la calidad del resultado como porque los productos digitales se realizan bien iterando cada pocas semanas, no haciendo una planificación a 2 años vista.

La propuesta es copiar todo lo hecho por el Government Digital Service del Reino Unido. Primero su estructura de equipos, segundo su metodología, tercero el poder que tienen para cambiar cosas y por último todo el trabajo que ya han hecho. Es absolutamente brillante el trabajo realizado. Su proyecto más conocido es la propia web del gobierno inglés, Gov.uk. En su blog podéis leer cientos de artículos del proceso, una delicia de lectura para los que nos preocupamos por la experiencia de usuario. Por ver una escala del departamento, empezaron en 2011, a los 2 años tenían 200 empleados y ahora más de 500. Esta inversión en personal cualificado supondrá ahorros de cientos a miles de millones de euros en otros departamentos.

En Estados Unidos, después del fracaso de la web de Obamacare hecha por decenas de consultoras grandes, han copiado al GDS creado un organismo similar llamado USDS. Ambos organismos están trabajando juntos. Si se creara uno similar en España, lo primero que habría que hacer es pasar semanas allí aprendiendo.

De cara a los siguientes puntos, bautizaré a este departamento como SSD (aka Secretaría de Servicios Digitales) que debería depender de Presidencia. Como nota friki, SSD son los discos duros que consumen menos batería y son mucho más rápidos; una equivalencia a que este departamento provocaría avances más rápidos y con menos coste en la administración ;).

2. Reutilizar los Servicios Digitales entre las 17 comunidades

El mayor despropósito se vivió sobre el año 2.000 cuando cada comunidad tenía una distribución de Linux distinta, cada una con su banderita de la comunidad. No tenía ningún sentido. Esto sucede actualmente con cientos de webs, bases de datos, servicios, apps móviles o procesos. Las comunidades están reinventando la rueda continuamente en vez de trabajar juntas.

Si bajamos al nivel de los ayuntamientos la situación es mucho peor. Probablemente haya casi 8.000 webs distintas con sus distintos contratos públicos. Si quitamos las 125 ciudades con más de 50.000 habitantes que pueden requerir servicios especiales, el resto de webs de ayuntamientos deberían ser la misma. Estamos gastando cientos de millones de euros en duplicidades.

3. Todos los organismos públicos trabajarán con la SSD

El objetivo debe ser que en la SSD trabajen los mejores profesionales de los servicios de tecnologías de información de España y que se encarguen de todos los servicios de los distintos organismos de España en modo consultoría.

Durante los primeros años no podrán abarcar todas las necesidades de todos los organismos del estado (webs externas e internas, programas, apps, optimizar procesos); pero si que podrán ayudar a definir y valorar los concursos para que al menos las empresas externas no cobren barbaridades ni entreguen un mal resultado.

Imaginaros que un organismo público quiere hacer una app. La SSD podrá ayudarle a definir los requisitios y los tiempos con conocimiento técnico; y luego ayudar a valorar a las diversas empresas participantes del concurso.

Una vez la SSD tenga capacidad, podrá aceptar más y más proyectos del resto de organismos del estado; aunque los proyectos que no sean clave seguirían siendo externalizados.

4. Aumentar la productividad de los ministerios

Debido a la falta de formación, a la edad, a la pereza y a la falta voluntad, la forma de trabajar en muchos departamentos de los diversos organismos del estado es muy antigua e ineficaz. Se sigue dependiendo del papel, se tienen reuniones cuando no son necesarias con mucha más gente de la necesaria, se tienen reuniones en persona cuando se podrían hacer online, etc.

La SSD debería contar con un grupo de consultores cuya misión sea transformar la forma de trabajar de estos departamentos ayudándoles a hacer la transición del papel al digital, del excel individual al excel en la nube, a tener las reuniones mínimas necesarias idealmente online o por teléfono, a evitar los emails y trabajar con herramientas como Slack, a trabajar con tareas con metodologías ágiles en vez de un conjunto de emails y papeles que tienen que resolver, a formar a los jefes para que sean jefes de verdad y no simplemente alguien que se ganó la plaza, etc.

Puede parecer idealista, pero igual que hay empresas muy antiguas que han hecho el cambio, también lo puede y debe hacer la administración. Pero hay que tener voluntad por un lado y poder para torcer el brazo a los que se resistan a cambiar. Y debería ser un organismo independiente de los propios departamentos quien lo lidere para que provoque el cambio y aprenda rápido de las experiencias.

5. Cambiar a un enfoque en KPIs

Cada departamento debe tener unas métricas (KPIs) que tiene que mejorar según pasen las semanas, meses o años. Estas métricas deben ser públicas para que todo el mundo vea el (no) avance y se hagan nuevas propuestas si no se cumplen los objetivos. El sueldo debería ir unido a estas KPIs.

6. Unificar las bases de datos

Una de las mayores críticas que le hacemos a los organismos públicos es que cada vez que vamos nos piden papeles que ellos ya tienen. Esto se soluciona con bases de datos conectadas a las que los funcionarios puedan acceder cuando vamos a hacer alguna gestión. No es un problema técnico si no de voluntad.

Haciendo esto podremos ver inconsistencias en los datos de los ciudadanos (censo o matriculación del coche por ejemplo). Se podría pedir la información a las eléctricas y telecos para completar la verificación.

Como comentario adicional, no hace falta gastarse millones de euros en contratos con bases de datos como Oracle. Facebook tiene datos de 1.000M de usuarios en bases de datos de código abierto.

7. Expandir el portal de datos abiertos

Actualmente en el portal de datos abiertos del estado o de las comunidades se pueden conseguir ciertos datos, algunos en formato máquina y otros en PDFs. Muchos organismos que no quieren difundir sus datos, lo hacen en PDFs escaneados para evitar que las máquinas leen los datos y nos enteremos más rápido de los posibles fraudes o ineficacias.

Este portal debe tener absolutamente todos los datos y métricas que se obtengan en todos los organismos públicos, y deben publicarse en un formato fácil de ser leído por ordenadores y estandar para que siempre sea el mismo.

Respecto a este tema de los datos abiertos, ayer me encontré con una frase con mucha razón:

No es suficiente con los datos abiertos. La apertura es el medio para conseguir que el gobierno trabaje mejor.

Si tenemos los datos más accesibles, los propios departamentos podrán trabajar mejor, las universidades podrán hacer mejores estudios, los políticos podrán tomar mejor decisiones y al final todo redundará en tener una España más engrasada.

8. Lanzar mi.gob.es

Mi.gob.es será una web donde podamos:

  • ver y editar toda la información que el estado tiene sobre nosotros. Personal, seguridad social, propiedades, financiera, autónomos, etc.
  • ver las nuevas leyes que nos afectan. Por ejemplo, si soy un padre de una niña de 5 meses, recibir un aviso si tengo derecho a una guardería pública; o si hay un cambio en la ley de autónomos que me puede afectar.
  • recibir avisos de cuando nos toque renovar el DNI o pasar la ITV.
  • recibir avisos de cuando nos toque vacunar a nuestros hijos o hacernos una revisión para prevenir el cancer de mama.

9. Conseguir que la firma digital sea fácil de usar

El DNI Digital 2.0 fue un fracaso porque requería de un lector de DNIs, que raramente funcionaba sin problema. Respecto al certificado digital, funciona razonablemente aunque con sus pegas ya que la combinación Mac y Chrome no es bienvenida.

El DNI Digital 3.0 promete cumplir mejor su función al usar tecnología NFC. Justo ayer renové el mío y ya lo tengo. Acabo de estar viendo esta app de ejemplo en Android y a simple vista me parece que la experiencia de uso puede ser buena. En iOS en cambio no será posible hasta que Apple no abra el uso del NFC en sus móviles.

La SSD debería ponerse objetivos de uso de esta tecnología para conseguir afinarla al máximo y que todos los departamentos del estado se aprovechen de la firma segura.

10. Rehacer el programa PADRE

Todos los que hemos hecho la declaración nos hemos pegado de bruces con este programa que alguien debió hacer hace más de 10 años y nadie se atreve a tocarlo. Tiene una usabilidad muy mala, unos textos muy complicados y hace falta realmente conocer muy bien los términos financieros y legales para completarlo bien si te sales del borrador. Aparte de que no funciona en todos los ordenadores.

Hay que rehacerlo desde cero, poniendo un inmenso esfuerzo en trabajar la usabilidad para que sea casi un placer rellenarlo. Sería una web directamente para que se pudiese usar desde cualquier ordenador.

11. Convertir los programas informáticos en webs

Aparte del programa PADRE, los funcionarios públicos usan decenas de otros programas especializados. El hecho de hacer un programa para Windows implica que el estado está atado a seguir comprando licencias de Windows en los nuevos ordenadores, y que los costes de adaptación sean mayores que si fueran una web.

Por tanto tiene todo el sentido del mundo que se vayan convirtiendo los programas a webs según vaya siendo necesario. En un futuro no importará en qué ordenador esté el funcionario porque podrá trabajar desde él. Esto permitirá el trabajo en remoto por ejemplo.

Educación

En la educación hacen falta muchos cambios, cambio de metodología incluido, pero me centraré en propuestas tecnológicas que complemente al resto de iniciativas.

12. Plataforma para formar continuamente a los profesores

Ayer salió este artículo sobre los 5 grandes males del profesorado español. Dos de los problemas son la formación y el aislamiento (no saber si puedes enseñar mejor). Os aconsejo ver esta charla de Bill Gates que está muy relacionada con el poco o nulo feedback que reciben los profesores.

Por tanto hay que cambiar esto para formar mejor a los profesores actuales. Se debería construir una web donde los profesores compartieran trucos, lecciones, apuntes o recursos de las materias que dan. Hay muchas maneras de ejecutarlo, pero la idea es clara, que los profesores no se queden estancados si no que cada mes aprendan nuevas maneras de enseñar cada lección.

13. Plataforma de educación personalizada

Continuando con la plataforma anterior, los profesores deberían categorizar a los niños en función de su aprendizaje y situación personal; recomendarles ejercicios de refuerzo y darles clases extra. La plataforma permitiría facilitar este proceso y sobre todo medir los resultados. Lo importante es que transmita rápido entre profesores qué tipo de ejercicios o formas de enseñar funcionan entre los alumnos que van más retrasados.

En una primera etapa solo sería una plataforma de ejercicios o de refuerzo; pero posteriormente se podría introducir metodologías de aulas invertidas (flip classroom) en ciertos niveles educativos.

Sanidad

14. Tener el historial médico digital

Se han hecho avances en ciertas comunidades, pero aún queda. Por una parte tenemos que conseguir que todas nuestras pruebas y conclusiones médicas estén en un archivo digital que todos los médicos a los que demos permiso puedan acceder y contribuir; sean médicos públicos o privados.

Por otro lado tenemos que avanzar con paso decidido hacia un historial médico estructurado para que las máquinas puedan leerlo y los investigadores puedan trabajar con datos anónimos de millones de personas. Si queremos encontrar curas contra el cancer, sida, problemas de corazón o colesterol necesitamos darles a los investigadores cuanta más información mejor. Apple con ResearchKit está contribuyendo, nos toca a nosotros como país también.

15. Reducir las listas de espera

Las largas listas de espera y los retrasos en las consultas tienen muchas causas pero podemos mejorarlos con tecnología. Podemos reducir la cantidad de gente que se olvida de ir a la consulta avisando al móvil. Podemos estimar mejor los tiempos que tardará cada cliente si sabemos su historial. Podemos seguir llevando a online muchos trámites para no ir a consulta solo a por un papel. Podemos estimar si en los siguientes días vendrán muchos pacientes con gripe y ofrecer más horarios.

Combatir el fraude

16. Desarrollar algoritmos avanzados para detectar fraude de personas

Una vez se tengan más bases de datos unificadas, se puede tener un equipo de data scientists dentro de la Agencia Tributaria que busquen patrones de fraude. Los inspectores tienen mucha experiencia, pero por un lado no pueden revisar millones de declaraciones y por otro, pueden obviar ciertos detalles que si analizas a 10.000 personas a la vez, encuentras.

Dentro del objetivo de que todos los datos financieros sean analizados y cruzados para detectar fraude, se debería obligar a recibir el sueldo en una cuenta bancaria (evitar el metálico) y se deberían obligar a todos los comercios a aceptar tarjetas (reduciendo por ley las comisiones).

17. Desarrollar algoritmos avanzados para detectar fraude de empresas

La Agencia Tributaria debe tener algo bastante avanzado pero algo tan importante como evitar el fraude debería contar con los máximos recursos. De cara a poder analizar mejor las relaciones entre empresas y el posible fraude o corrupción, se debería construir un grafo gigantesco con todas las empresas, organizaciones, ONGs, organismos públicos y empleados.

El equipo de data scientists podrá aprender de los casos de fraude detectados para buscar el patrón en otras empresas de forma automática. La clave es que cada vez que detectemos un caso de fraude, reevaluemos a todas las empresas para ver si también lo han cometido.

Empleo

18. Permitir a empresas externas buscar perfiles de parados

Se debe abrir la base de datos de parados del SEPE para que empresas privadas de colocación de empleo o empresas que busquen perfiles puedan encontrar candidatos sin depender del SEPE. Incluso estas propias empresas privadas podrían contactar directamente con la persona parada para ofrecerle el puesto de trabajo.

Tráfico

19. Planificar el tráfico analizando los patrones de movimiento

Seguro que las ciudades, comunidades y el estado usan ciertos datos para planificar el tráfico, pero se puede hacer mucho mejor. Solo basta con ver el tráfico en Madrid. Hay que entender qué recorridos hace la gente en coche (los de 1 persona especialmente), cómo se debería aumentar o cambiar las frecuencias o líneas del transporte público, cómo influye la meteorología, cómo afectaría peatonalizar calles, meter peajes en ciudades o la reducción del tráfico por matrículas pares o impares.

Hay una manera muy fácil de conseguir los datos anónimos de los 48M de españoles para hacer este tipo de estudios: pidiéndoselos a las telecos que tienen la obligación de guardar la localización durante al menos 6 meses. Con esa información, muy bien anonimizada, los investigadores de tráfico podrían entender los patrones de movimientos y proponer soluciones a los diversos organismos.

20. Aumentar el coste de la gasolina en función del coche

Ahora mismo el coste de tener un todoterreno vs un utilitario de hace 12 años vs un utilitario actual es parecido. Conviene añadir más progresividad y que se pague en función del uso del coche. Si tienes un coche de hace 12 años pero lo usas 2 veces al mes, tampoco conviene penalizarte tanto como si lo usaras todos los días.

Para conseguir esto, de manera poco intrusiva, se puede pedir la matrícula del coche en la gasolinera y que en función del tipo y edad del coche, se cobren más o menos impuestos.

Comments powered by Disqus